Palestina

1970 – 1971

Historia

Naces tres años después de la ocupación militar israelí de las tierras palestinas de Cisjordania y Jerusalén Este, y la Franja de Gaza. Significa que naciste como refugiada en tu propio país, una situación que no encuentra comparación en el mundo. Cuando tienes 18 años, estalla un levantamiento popular palestino contra la ocupación israelí, caracterizado por el arresto generalizado de palestinos/as (alrededor de una quinta parte de la población palestina ha sido encarcelada en un momento u otro desde que comenzó la ocupación en 1967) y la política de “rotura de huesos”, por la cual el personal militar israelí recibió instrucciones de romper las rodillas y las piernas de las personas jóvenes palestinas para incapacitarlas. Acercándote a los 40, ves cómo Israel cierra la Franja de Gaza convirtiéndola en la mayor cárcel al aire libre del mundo. Son los dos kilómetros cuadrados más densamente poblados del planeta, y la población no tiene libertad de movimientos (no puede entrar ni salir sin autorización de Israel).

El día a día

A pesar de todas las dificultades, sonríes y tienes esperanzas, porque tienes una familia muy amplia. Todas/os en Gaza están emparentadas/os de una u otra manera, así que sientes, al andar por las calles de Gaza City, que más que amigas todas las personas con las que te cruzas y a las que saludas son familia. Y como tal os apoyáis, queréis y sostenéis en tiempos difíciles. Y os gustan las grandes celebraciones familiares en las que nunca faltan los platillos deliciosos y tradicionales, bailes, música y mucha alegría. También os encantan las comidas familiares en la playa, con pescado frito y otras delicias.

Situación de los Derechos Humanos

Tienes una juventud muy movida, con todos los aspectos de tu vida relacionándose con la ocupación israelí. Oyes de manera diaria la muerte de un joven acribillado por los soldados de la ocupación israelí o los colonos. No has podido ejercer tu derecho a votar porque no se convocan elecciones desde hace años. No puedes viajar porque vives en Gaza, y para usar un aeropuerto necesitas viajar a Jordania primero. Desde 2007 no puedes entrar y salir de la Franja sin autorización de Israel y has vivido al menos cuatro escaladas del conflicto, en las que los israelís disparan desde la frontera contra los civiles y lanzan misiles dentro de la Franja. Las personas que necesitan atención médica especializada (por ejemplo oncológica), tampoco pueden salir de la Franja sin autorización israelí, ni siquiera los/as niños/as (no suelen concederlas). Así que no puedes ver a tu familia en Cisjordania, que además ha perdido sus medios de vida, porque se dedicaban a recoger olivas, pero los colonos han arrancado los árboles que quedaban y han ocupado los terrenos cosechables.

Alianza por la Solidaridad
Alianza por la Solidaridad

Causas

Palestina era un “protectorado” británico hasta 1947 (le tocó en el reparto colonial), año en el que se retiró y fue ocupada por la diáspora judía que había huido del holocausto nazi y buscaban un lugar para iniciar el estado de Israel. Esto se hizo a pesar de la oposición del pueblo palestino. Desde entonces Israel ha ido ampliando las fronteras de su “territorio” establecido en distintos acuerdos de paz internacionales, violando el derecho internacional de manera constante y con total impunidad. Cerró la Franja de Gaza, dejando a la población gazatí totalmente aislada del mundo y con el bloqueo más férreo que se conoce hasta ahora. Llenó de colonos Cisjordania, que era una de las áreas bajo administración palestina e impuso un sistema de apartheid en Jerusalén, por el cual la población palestina debe identificarse como tal, y no tiene acceso a los mismo servicios que los israelís; de hecho tienen que atravesar múltiples check points (puestos de control israelí) a diario para llegar a sus casas o puestos de trabajo. No tienen libertad de movimientos. Están generalizadas las detenciones arbitrarias, incluidas de menores de edad, siendo uno de los estados del mundo con más población infantil en cárceles. También derriban casas sin previo aviso y en su lugar levantan casas gratuitas para colonos. Al ser Estados Unidos su mayor aliado a nivel mundial, opera con absoluta impunidad. Las fracciones y divisiones en el mundo árabe-musulmán tampoco han ayudado a la causa palestina.

Logros de los movimientos sociales del país

Ya eres una líderesa en el movimiento de las mujeres, y sigues luchando para obtener una ley que proteja la familia de la violencia, y obtener una ley para la familia mejor que la vigente. Has logrado que se prohíban los matrimonios infantiles. Estás entre el 50% de la población que termina estudios universitarios, pero todavía sigues luchando para poder encontrar trabajo ya que el mercado laboral está controlado por la ocupación israelí, y la sociedad palestina, como tantas otras, se rige por normas sociales muy patriarcales. El número de mujeres en paro casi dobla el de los hombres (y eso que las mujeres, además, llevan el peso de los cuidados en sus hombros); aun así, el número de mujeres que, como tú, consigue estudiar y lidera movimientos sociales sigue aumentando.
Alianza por la Solidaridad

El apoyo de la cooperación andaluza

Las ONGD andaluzas cuentan con una larga trayectoria en Palestina. De hecho, en cifras globales, es el segundo territorio con un número mayor de población participante en las intervenciones que realizaron en 2021 (450.000 personas, el 83% mujeres). Esta cifra se basa en el importante trabajo de las organizaciones para la equidad de género y la erradicación de la violencia y la promoción de los derechos de las mujeres. En Palestina se dan constantes violaciones del derecho internacional humanitario, y es preciso proteger especialmente a colectivos como la infancia o las víctimas de los ataques israelís. Además de los proyectos específicos para mujeres, se trabaja más ampliamente en ámbitos como la educación o la salud (incluyendo el apoyo a la salud mental).